LONDRES (AP) — El único momento en que el semblante de Yulimar Rojas se tensó en una noche de desbordante alegría fue cuando le preguntaron sobre la crisis en su natal Venezuela.

Con una bandera venezolana a sus espaldas en un túnel del Estadio Olímpico de Londres, la flamante campeona mundial del salto triple evitó el lunes hacer valoraciones sobre los momentos convulsos en su país.

Rojas prefirió no contestar una pregunta sobre lo que pensaba del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“En este momento, no me gustaría hablar sobre ese tema, porque es muy delicado”, dijo Rojas tras conseguir la primera medalla de oro para Venezuela en los mundiales de atletismo. “Ahora estoy muy feliz, muy contenta por esta medalla, y lo menos que quiero es hablar sobre eso. Quiero hablar de lo que pasó aquí y de esta medalla histórica para Venezuela”.

Maduro escribió un mensaje en Twitter, felicitando a la campeona de 22 años: “Que orgullo tan grande ver la victoria de nuestra Yulimar Rojas, atleta gloriosa de la Generación de Oro. ¡Felicitaciones por tu medalla!”, rezó el mensaje en la red social.

Venezuela lleva cuatro meses sacudida por protestas antigubernamentales que han dejado al menos 122 fallecidos y casi 2.000 heridos.

Además está la crisis económica, que se plasma con una desbordada inflación.

Rojas envió un mensaje de ánimo ante la dura situación.

“Estoy un poco triste por todo lo que está pasando en mi país, un país maravilloso”, dijo Rojas. “Sé que vamos a salir de todo esto, se van a acabar las peleas, se va acabar la guerra entre hermanos venezolanos y que esta medalla le da felicidad y orgullo a mi país”.

Rojas no reside a tiempo completo en Venezuela, dado que se trasladó a España para sus entrenamientos, incorporándose en 2016 a la sección de atletismo del FC Barcelona, bajo la tutela del entrenador cubano Iván Pedroso.

Mencionó que nunca le ha faltado la ayuda oficial para proyectar su carrera, que despegó el año pasado con la conquista de una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

“Mi país siempre se me apoyó, de que yo me siento bien. Llevo dos años entrenando en España con Iván (Pedroso). Es lo mejor que ha sucedido en mi vida, un cambio radical y lo hemos reflejado en este campeonato mundial y los Juegos Olímpicos”, dijo. “Espero seguir recibiendo apoyo de mi país”.

Su compatriota Robeilys Peinado había ganado el domingo una medalla de bronce en el salto con pértiga, en su caso el primer podio de Venezuela en un Mundial.

El deseo de ambas es contar con más respaldo para su disciplina en un país donde el béisbol y el fútbol acaparan la atención.

“Necesitamos más pistas para que el atletismo surja y que tengamos más atletas liderando en el ámbito mundial”, insistió Rojas. “El atletismo puede darle alegrías, no solo el béisbol, el fútbol, el baloncesto. También tiene el potencial y la garra para sacar a Venezuela adelante”.