Oct. 12 2017 06:09 AM

Chattanooga tiene varias bibliotecas públicas muy buenas. Las bibliotecas son lugares muy especiales — tienen libros, videos, música, revistas, periódicos, computadoras y mucho más para los niños y los adultos.

¿Y lo más impresionante? ¡No hay costo para utilizar estos recursos!

Con una tarjeta de la biblioteca, Ud. podrá sacar libros prestados para niños y adultos por varias semanas. Cuando termine de leer estos libros, puede devolverlos y sacar otros. Si olvida devolver los libros y los materiales a tiempo, deberá pagar una pequeña multa por el retraso.

La mayoría de las bibliotecas tienen secciones de excelentes libros infantiles, tanto en inglés como en español. También muchas cuentan con empleados que pueden responder a sus preguntas en español. A muchos niños les encantan las visitas a la biblioteca, especialmente durante el largo verano, y estas visitas estimularán un interés en los libros y la lectura.

He aquí unas cuantas sugerencias para comenzar:

Para localizar la biblioteca más cercana, consulte la guía telefónica y busque “Libraries” (bibliotecas) en la sección de autoridades municipales, del condado o del estado (city, county, state). En el condado de Hamilton los niños reciben la tarjeta en la escuela. Pregunte a la maestra de su hijo.

Para obtener una tarjeta gratuita de la biblioteca, presente una identificación como su licencia de conducir o una factura de teléfono donde aparezca su dirección actual. Muchas bibliotecas ofrecen aplicaciones en español.

La mayoría de bibliotecas le darán una tarjeta a cualquier niño que sepa escribir su nombre, siempre y cuando uno de sus padres dé su firma como garantía. Asegúrese de que sus hijos obtengan sus propias tarjetas de biblioteca tan pronto como sea posible para que puedan sacar sus propios libros cuando lo deseen — será un paso muy especial para ellos.

Si ésta es la primera vez que visita una biblioteca, preséntese con su niño ante el bibliotecario y pídale que le dé un paseo informativo. ¡Es parte de su trabajo — están allí para ayudarle!

Si lo solicita, un bibliotecario también podrá ayudarle a encontrar libros que usted o su hijo puedan disfrutar.

Las bibliotecas ofrecen actividades todo el año, como charlas y la hora del cuento. Algunos eventos se llevan a cabo en la noche o en los fines de semana. Pregunte si se ofrecen programas en español.

Las bibliotecas también tienen libros y cuentos grabados en casetes o discos compactos, acceso a internet, videojuegos, computadoras que ustedes pueden usar, clases de inglés como segunda lengua, ayuda con las tareas y mucho más. Visite su biblioteca más cercana y pregunte qué ofrecen.

Por lo regular, las bibliotecas tienen programas de lectura durante el verano. Esto es importante porque les ayudarán a los niños con la lectura en el inicio del año escolar.

¿Qué esperar cuando lleve a sus hijos a la biblioteca?

Las bibliotecas ofrecen libros para todos, y mucho más — son lugares donde el aprendizaje y el descubrimiento de nuevas cosas para conocer son para todos. Ahora hay una selección amplia de libros en español en muchas bibliotecas también.

Entonces, ¿qué puede Ud. esperar cuando lleva a sus hijos a la biblioteca? Mucho depende, desde luego, de las edades de sus hijos y de los recursos que tenga la biblioteca pública de su localidad. La mejor manera de informarse es visitar la biblioteca de su comunidad para enterarse de lo que puede ofrecerle.

¿Qué tienen las bibliotecas? A pesar de la gran variedad de programas que ofrecen las bibliotecas del país, existen ciertos elementos comunes que caracterizan la mayoría de los servicios para niños y ciertas tendencias generales que tipifican los como libros, hora de cuentos, y actividades.

Muchas bibliotecas públicas también ofrecen hoy clases de alfabetización que pueden incluir el inglés como segundo idioma. También puede encontrar en la biblioteca clases que le ayuden a prepararse para un examen de equivalencia de escuela secundaria o para ganar créditos universitarios. Hay además un sinnúmero de clases menos formales sobre todo tipo de materias, desde jardinería o fotografía hasta computadoras y sobre cómo criar niños.

¿Cuándo están abiertas las bibliotecas?

Las bibliotecas generalmente están abiertas durante el día, e incluso por las noches y fines de semana (para los padres y madres que trabajan durante la semana).

¿Qué hacen los bibliotecarios?

Los bibliotecarios tienen muchas responsabilidades, y una de las más importantes es ayudarle a localizar libros o recursos específicos — los bibliotecarios están especialmente preparados para eso. Por ejemplo, los bibliotecarios le pueden ayudar a seleccionar los mejores libros que son divertidos y adecuados para el nivel de desarrollo de su niño. También le pueden demostrar los otros programas y servicios que ofrece la biblioteca. También es buena idea animar a sus hijos a pedir ellos mismos la ayuda que necesiten para encontrar un libro o un material específico en la biblioteca.

Sin embargo, recuerde que la responsabilidad del bibliotecario consiste en ofrecer opciones y opiniones, no en decidir qué libros sus hijos deben leer. Esa decisión la debe tomar usted junto a su hijo. Por lo tanto, es muy importante que participe en la selección y la lectura de los libros para sus hijos.

¿Hay reglas para los niños en la biblioteca?

Aunque las bibliotecas públicas desean atraer a los niños y generalmente tienen departamentos especiales para ellos, existen ciertas reglas de conducta, dictadas por el sentido común, que los padres deben recalcar a sus hijos:

Los libros de la biblioteca son propiedad del público y deben tratarse con cuidado.

Asegúrese de que tanto usted como sus hijos conozcan los reglamentos de la biblioteca en cuanto al plazo y a las multas que se imponen por retornos fuera del plazo.

Explíquele a sus hijos que la biblioteca existe para el beneficio de toda la comunidad.

Dé un buen ejemplo cuidando los libros y devolviéndolos a tiempo a la biblioteca.

Recuerde que usted es responsable de que sus hijos se porten bien y no perturben a los demás que usan la biblioteca.

Cuando sus hijos vayan solos a la biblioteca:

Recientemente, se ha producido un aumento en el número de estudiantes de escuela primaria — y aun de niños de edad preescolar — que van solos a la biblioteca. Con frecuencia, los padres que trabajan mandan a sus hijos a la biblioteca al salir de la escuela para que preparen sus tareas, hasta que ellos puedan recogerlos algunas horas más tarde.

Por eso muchas bibliotecas públicas han establecido ciertas reglas para los niños que pasan demasiado tiempo en ellas sin supervisión. El objeto de todas estas reglas y sugerencias es proteger a los niños y evitar problemas en la biblioteca. Las reglas establecidas por las diversas bibliotecas varían considerablemente. Si Ud. tiene alguna pregunta, pregunte a un empleado de su biblioteca.

A continuación se ofrecen algunas sugerencias para los padres:

Los niños de edad preescolar que van a la biblioteca deben estar siempre acompañados por una persona mayor o un adolescente.

Recuerde que la biblioteca es un edificio público. Los bibliotecarios están ocupados y no tienen tiempo de supervisar a sus hijos.

Enseñe a sus hijos cómo conducirse en público y con personas extrañas, cómo distinguir las situaciones peligrosas y cómo conducirse cuando se sienten amenazados.

Determine si sus hijos se sienten tranquilos cuando Ud. los deja solos en la biblioteca por largo tiempo. Si sus hijos van directamente a la biblioteca al salir de la escuela, ¿necesitan comer algo?, ¿necesitan algún desahogo físico o social antes de ir?

Enseñe a sus hijos a ser considerados con los demás que usan la biblioteca.

Vaya siempre a buscar a sus hijos por lo menos 30 minutos antes de la hora de cerrar la biblioteca. En caso de demora, asegúrese de que sus hijos tengan otro plan, por ejemplo llamar a un vecino que los lleve a su casa.

Adapted from: “Helping Your Child Use the Library: When You Visit the Library.” Kathryn Perkinson. U.S. Department of Education Archives, Office of Educational Research and Improvement. First published in 1989, revised in 1993. http:// www.ed.gov/pubs/parents/ Library/index.html “Helping Your Child Become a Reader.” U.S. Department of Education. First published in September 2000. Revised 2002 and 2005. http://www.ed.gov/ parents/academic/help/reader/ index.html